Botuto (Lobatus gigas) Especie en Peligro.

Botuto (Lobatus gigas) Especie en Peligro.

IMG_0081

Archipiélago de Aves, cementerio de conchas de botuto (Lobatus gigas). Fotos: Alfredo Allais.

El Botuto, Guarura o Concha Reina (Lobatus gigas) como se le conoce en la mayor parte del Caribe, ha sido una de las especies marinas mas explotadas en la región desde tiempos precolombinos. Se distribuye desde la Florida, Centro América y el Caribe hasta la costa nororiental del Brasil. Es común encontrarlo en fondos arenosos y en praderas de pastos marinos, Thalassia y Cymodocea, desde profundidades de 1m. hasta 30m. Esta especie de gasterópodo alcanza la madurez sexual aprox. a los cinco años y es entonces cuando emigra a las zonas mas someras para reproducirse. Es, precisamente, en este momento cuando el animal es más vulnerable a su depredador fundamental: el hombre. Las otrora grandes aglomeraciones de S. gigas, facilitaron su captura en importantes  cantidades. Esta facilidad de captura ha sido una de las principales causas de la dramática disminución de las poblaciones de esta especie.

Botuto, Strombus gigas

Botuto, Lobatus gigas, Isla La Tortuga. Foto: Juan P. Ruiz Allais

El botuto es un caracol herbívoro y se alimenta principalmente de algas que crecen sobre las hojas de los pastos marinos y de los detritus que se depositan sobre estas. También sirve de alimento a otros animales como  langostas, pulpos y algunos tiburones. Debido a su lento crecimiento y al tiempo que tarda en alcanzar su madurez sexual, la recuperación de las poblaciones diezmadas por la sobre pesca es muy lenta y, en muchos casos, imposible. La mayoría de los países tienen regulaciones para su explotación, no obstante, rara vez se cumplen y las capturas ilegales continúan.

Botuto, Strombus gigas

Botuto, Lobatus gigas, Isla La Tortuga. Foto: Juan P. Ruiz Allais

En Venezuela, a partir del año 1991, se decretó una veda total de esta especie, sin embargo, la pesca continúa casi sin ningún control. En la actualidad, es muy raro observar Botutos en las zonas donde habitualmente se encontraban.

La  mayor parte de las capturas ilegales se destinan para la exportación hacia las islas del Caribe, principalmente Aruba, Bonaire y Curazao, donde este molusco constituye un plato muy apreciado que alcanza altos precios en el mercado.

http://www.costadevenezuela.org/?p=5897